Entradas

Mostrando las entradas de 2015

¿Crees que trabajas mucho?

Imagen

El sentido de tu vida

Imagen

No importa lo que los demás piensen de ti

Imagen

La mejor presentación de tu vida

Imagen

El alpinista y la cuerda, cuando se debe tener confianza en Dios

Un joven alpinista Que Amaba el peligro y la aventura siempre Tuvo en mente conquistar las alturas Eran Que su gran Desafío. De tal Modo Que desde muy pequeño Tenia Un gran sueño: Llegar a la cima del Monte Everest.
Para llevarlo a cabo se preparó por años y Cuando Se sintio Preparado para la gloria, decidio lanzarse a la aventura. Pero queria v llegar a la gloria Por Si Mismo, del lo por subio del tanto compañeros SUS pecado. 
Empezó a subir y subir, Obsesionado por Llegar a La Cumbre, acampar pecado prepararse para, he aquí por decidio Que Subiendo Seguir pecado Tomar las Debidas precauciones Hasta Que Cayo La Noche con gran pesadez en la altura de la montaña Donde nadie se podia ver absolutamente nada . Todo era Visibilidad cero.
Así Que al acantilado de la ONU por subir, un solo de 100 metros de la cima, se resbaló y se desplomó por los aires, Cayendo en organismos europeos de normalización angustiantes momentos por Lo Que Pasaron por su mente Todos SUS gratos y no tan gratos mom…

Cómo estudiar un examen

Imagen

La decisiones

Imagen

Puede esperar

Imagen

Qué fácil es engañar a los jóvenes en Facebook

Imagen

Puede esperar

Imagen

Los beneficios de tener buena postura

Imagen

¿Qué harías tu?

Yoga para deshacer los daños de estar sentados

Cuando sientas miedo en tu vida

Imagen

El gato y los ratones

Una mañana un gato estaba persiguiendo a dos ratones, pero estos fueron más rápidos y lograron refugiarse en un pequeño hueco que encontraron en la pared. El gato desde afuera esperaba la salida de su alimento,
 – “Miau, miau, miauuu…”, decía.

Dentro los ratones murmuraban: – “Ojo que ahí esta el gato”. Decía uno al otro.

De pronto se oyó el ladrido de un perro.

– “Guau, guau, guau”…

Y en ese instante un ratón le dice al otro:

– Llegó un perro y seguramente logró ahuyentar al gato, aprovechemos y corramos hacía nuestra ratonera.

Cuál no sería la sorpresa de los inocentes roedores al ver al gato afuera esperándolos para darse un gran banquete con ellos. En un dos por tres, el gato estiró sus dos manos, abrió las garras y lo atrapó. 
Mientras disfrutaba de su banquete, el gato decía:
 “Hoy en día el que no hable al menos dos idiomas se muere de hambre”. 
Moraleja  Esta fábula nos deja el mensaje que actualmente el valor del conocimiento es bien importante, por lo que es fundamental apr…

Yo, emprendedor

Imagen

9 valores deportivos que definen a un emprededor

Imagen

¿Desconectamos?

Imagen

Oferta 03-2015

Imagen

Mapa de las Redes Sociales 2015

Imagen

Qué hacer en caso de un sismo?

Por qué estar sentado, no te hace bien

Imagen

Cómo encontrar un trabajo gratificante

Imagen

Gratitud

Imagen

El ñu y el cocodrilo

Imagen

Privacidad de la información

Imagen

Mi hijo

Imagen

Cuándo estas listo para sentar cabeza?

Imagen

El regalo

La fábula de los dos hombres y el problema del agua

Eduardo salió inmediatamente a buscar dos cubetas de acero galvanizado y comenzó a correr ida y vuelta a lo largo del camino hasta un inmenso lago que se encontraba a una milla de distancia. Empezó a ganar dinero inmediatamente desde la mañana hasta la noche, llevando agua en sus dos cubetas. En la aldea depositaba el agua en un enorme tanque que habían construido los pobladores. La rutina de Eduardo consistía en que cada madrugada, antes que los demás habitantes despertaran, el partía con sus baldes para proveer de suficiente agua. Era un trabajo matador, pero él estaba contento porque ganaba dinero.
Por su parte Guillermo desapareció por algún tiempo. Pasaron uno, dos, tres meses y no se sabía de él. Eduardo estaba feliz pues “no tenía competencia y se llevaba todas las ganancias”. Lo que pasaba con Guillermo es que tenía un plan de negocios escrito, él había creado su empresa, buscado inversionistas (encontrando 4), busco gente especializada para hacer el trabajo y regresó 6 meses…

La fábula de las herramientas de carpintería

Cuenta la historia que cierto día hubo gran jaleo en la carpintería. De repente, todas las herramientas acordaron hacer una asamblea pues querían arreglar sus diferencias. El martillo quiso ser el presidente pero la asamblea le dijo que tenía que renunciar. “¿Por qué?” – preguntó el martillo. Todos le respondieron al unísono: “Haces demasiado ruido y te la pasas golpeando todo”. El martillo aceptó la culpa pero pidió que el tornillo también fuera expulsado pues para que fuera útil tenían que darle demasiadas vueltas. Ante esta acusación, el tornillo aceptó pero pidió que la lija fuera expulsada pues siempre tenía fricciones con los demás. La lija que estaba de acuerdo dijo:“Que se vaya también el metro, pues siempre se la pasa midiendo a los demás como si el fuera el único perfecto aquí”. Mientras cada uno seguía quejándose del otro, entró a la habitación el carpintero quien se puso el delantal de trabajo y empezó con la jornada. Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo. Fin…

La fábula del pájaro y el manzano

Cansado de dar vueltas en círculo, el pájaro se posó en la rama de un manzano. Fue entonces cuando el árbol le dijo:
- ¿Eh, tú! ¿Es que no tienes otro lugar donde pararte?
¡Vaya humor! –contestó el pájaro
- Tranquilo, no voy a hacerte daño; solo quiero descansar…pero ¿se puede saber qué te pasa?
- Que mi vida es aburrida.
- ¿Aburrida?
- Sí, muy aburrida. Estoy aquí todos los días, quieto, inmóvil, pendiente únicamente de que pájaros como tú picoteen mis manzanas…A veces siento que mi vida no tiene sentido.
- Pues a mí me parece todo lo contrario. Creo que tu vida es la que más sentido tiene de todas.
- ¡Pues ya me lo explicarás!- dijo extrañado el árbol.
- Sí, verás. Siempre he creído que la vida de un árbol es un modelo a seguir. Desde que eres un pequeño brote, te nutres cada día y creces hasta convertirte en un árbol maduro, que generosamente da a los demás sus frutos. Y según lo fuerte que crezcas, según cómo te nutras, así de extraordinarios serán tus frutos. Si lo piensas, desar…

La fábula del murciélago

Se cuenta que hace mucho tiempo hubo una trifulca entre los mamíferos y las aves, estas 2 especies entraron en una guerra y ambos bandos no se podían ni ver. Todos, conociéndose bien, tomaban parte por algún bando, sin embargo el murciélago dudaba mucho y su cobardía hacía que no se decida por alguno. Cuando el murciélago estaba con los mamíferos plegaba sus alas y se hacía pasar por un roedor. Lo contrario sucedía cuando estaba con las aves, pues ahí el murciélago desplegaba sus alas y se hacía pasar como una más de ellas. Hasta que un día ambos bandos lo descubrieron y desde ese día, el murciélago se vio obligado a salir solo de noche, ya que nunca más tuvo lugar ni con las aves ni con los mamíferos.
Moraleja No trates de aparentar lo que no eres, siempre es mejor aceptar tu condición y seguir para adelante, como dice el refrán “uno nunca sabrá a dónde ir si no sabe de dónde vino”. Además, recuerda que si mientes, tarde o temprano las personas te descubrirán, y lo peor no es no ser …

Cómo corregir la postura al frente de un computador

El cohete

Cuesta Abajo

Mi familia ha llegado

El trabajo del Futuro